Gimnasia para embarazadas

El objetivo de estas clases es ayudar a tomar conciencia de los cambios del cuerpo durante esta etapa y a aumentar el contacto entre la madre y el bebé.

Estos ejercicios son muy importantes, siempre y cuando se realicen correctamente. Hay que dedicar especial atención a aquellos que van dirigidos a proporcionar elasticidad tanto a la espalda y a las piernas como a la pelvis, el sacro y el coxis, que van a sufrir grandes cambios durante este periodo. No hay que olvidar los destinados a fortalecer la musculatura del periné para prevenir problemas de pérdidas de orina y prolapsos, así como los destinados a prepararla para el momento del parto.

Estos ejercicios también van encaminados a ayudar al bebé a estar más libre y a poder moverse con más facilidad y, al mismo tiempo, a mejorar la forma de respirar de la madre en las últimas semanas del embarazo.

Después del parto, es muy aconsejable hacer ejercicios de recuperación para fortalecer la musculatura perineal y continuar con la prevención de posibles lesiones uro-ginecológicas.

Galería de imagenes